Implantes dentales

¿Qué son los implantes dentales?

Los implantes dentales son piezas artificiales que se insertan en la encía con el fin de que sustituyan a una pieza dental perdida.

Los implantes dentales son dispositivos artificiales que se colocan en el hueso de la mandíbula o maxila para sustituir la raíz de un diente natural perdido.

Estos implantes sirven como base para sujetar una corona dental, puente o dentadura postiza. Los implantes dentales se realizan en una cirugía y tienen un alto índice de éxito y durabilidad.

Su estética es tan buena que, una vez colocados, nadie notará si son dientes naturales o implantes dentales. Además, una de sus grandes ventajas es que, si se cuidan bien, pueden durar muchos años, por lo que es una inversión muy rentable para el paciente.

¿De que están fabricados los implantes dentales?

Los implantes dentales suelen estar fabricados en materiales biocompatibles, como el titanio y sus aleaciones, que son resistentes, ligeros y no causan reacciones alérgicas en la mayoría de las personas.

Algunos implantes dentales pueden estar fabricados en cerámica u otros materiales, pero el titanio es el material más utilizado y con una larga historia clínica de éxito.

Los implantes dentales están formados por tres partes principales:

Pilar o raíz: es la parte del implante que se coloca en el hueso y funciona como un sustituto de la raíz dental natural.

Abutment: es una pieza intermediaria que conecta el pilar con la corona dental.

Corona dental: es la parte visible del implante que se coloca sobre el abutment y se asemeja a un diente natural.

Estas tres partes trabajan juntas para crear una solución sólida y estética para la pérdida dental.

Beneficios de los implantes dentales

Los implantes dentales tienen muchas ventajas, incluyendo:

Estética: Se ven y se sienten como dientes naturales, y pueden mejorar la apariencia y el sorriso de una persona.
Función: Permiten masticar, hablar y sonreír con confianza, al igual que los dientes naturales.
Comodidad: No se mueven o cambian de posición, lo que los hace más cómodos que otras opciones dentales.
Durabilidad: Pueden durar muchos años si se cuidan adecuadamente, mientras que otros tratamientos dentales, como las dentaduras postizas, pueden requerir reemplazo frecuente.
Prevención de la pérdida ósea: Mntienen el hueso en la mandíbula y maxila, evitando la pérdida ósea y el envejecimiento facial prematuro que pueden ocurrir después de la pérdida dental.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que los implantes dentales también pueden tener algunas desventajas, como costo elevado y un proceso quirúrgico invasivo.

Por lo tanto, es importante hablar con un dentista para determinar si los implantes dentales son la opción adecuada para cada persona.

Colocación de los implantes dentales

Dependiendo de la técnica que se emplee para su colocación, este tratamiento puede durar desde una sola sesión hasta 12 meses en los casos más complicados.

Es una intervención que se realiza con anestesia local, por lo que es totalmente indolora. Después de su colocación es posible que el paciente sienta dolores que se pueden aliviar con analgésicos.

Para recibir implantes es imprescindible que el paciente tenga las encías sanas y que el hueso que sustentará los implantes esté en un estado óptimo. Para ello, es esencial una buena higiene bucodental y visitar periódicamente al dentista.

¿Cual es el tratamiento para los implantes dentales?

El tratamiento para los implantes dentales suele incluir los siguientes pasos:

1- Consulta inicial: Durante una consulta inicial, un dentista evaluará la salud dental de un paciente y determinará si es un buen candidato para los implantes dentales.

2- Planificación: El dentista hará un plan detallado para el tratamiento, incluyendo la cantidad y el tipo de implantes necesarios y cualquier procedimiento adicional, como la extracción de dientes o la preparación del hueso.

3- Cirugía: Durante la cirugía, el dentista colocará los pilares de implante en el hueso de la mandíbula o maxila. Después de la cirugía, se requerirá un período de recuperación y curación para permitir que el hueso y los tejidos circundantes se curen y fijen al implante.

4- Abutment y corona: Una vez que el hueso y los tejidos estén curados, el dentista colocará el abutment y la corona dental sobre el implante.

5- Revisión y mantenimiento: Después del tratamiento, es importante que los pacientes visiten regularmente a su dentista para evaluar la integridad de los implantes y mantener una buena higiene bucal.

Es importante tener en cuenta que el tiempo total para el tratamiento de los implantes dentales puede variar dependiendo de la cantidad y el tipo de implantes, así como de la salud general de cada paciente.

Hablar con un dentista es la mejor manera de obtener una idea precisa del tiempo y el costo del tratamiento.

Implantes con poco hueso

Cuando un paciente tiene poco hueso disponible para colocar implantes dentales, existen varias opciones para tratar el problema:

Enriquecimiento óseo: En algunos casos, se puede realizar un procedimiento de enriquecimiento óseo antes de la colocación de los implantes para aumentar la cantidad de hueso disponible.

Implantes cortos: Si el hueso disponible es insuficiente para soportar un implante de tamaño normal, se pueden utilizar implantes más cortos que requieren menos hueso.

Sinus lift: Si el hueso en la parte superior de la boca es insuficiente, se puede realizar un sinus lift para aumentar la cantidad de hueso disponible.

Implantes de hueso artificial: En algunos casos, se puede utilizar hueso artificial para reemplazar o complementar el hueso natural antes de la colocación de los implantes.

Es importante tener en cuenta que cada caso es diferente y que la mejor opción para un paciente con poco hueso dependerá de la cantidad de hueso disponible y de otros factores individuales.

Por lo tanto, es importante hablar con un dentista para determinar la mejor opción para cada paciente.

Scroll al inicio